Pensamientos, ideas, palabras que engulle la arena en el mismo instante en que se han escrito

jueves, 10 de enero de 2013

Desde Macondo. PROPUESTAS

Visto que Papá Noel se ha retirado a sus cuarteles de invierno en Laponia sin hacernos ni caso, que los Reyes han pasado de largo y que los dioses tendrán cosas más importantes que hacer que ocuparse de las minucias terrenales; visto también que ha transcurrido la primera semana del año y que todo sigue igual, es decir, que hemos vuelto a la “anormalidad”, es hora de hacer propuestas a seres de carne y hueso. Y de oídos, y de vista, por si cae en las manos de alguno este humilde artículo.
         Propongo, en primer lugar, que la anormalidad no sea lo normal. Que nada sea igual que el año que acabamos de pasar, y que tanta paz lleve como descanso deja.
        Propongo que nos miren a los ojos cuando nos dicen “esto es lo que hay” y “no se puede hacer otra cosa.
        Propongo que nos digan la verdad con mayúsculas, y no la que interesa que aparezca como verdadera.
       Propongo que los ricos lo sean un poco menos para que los pobres también sean menos pobre. Que no haya sueldos millonarios cuando se discuten (ojalá hubiera discusión posible), los míseros 400€ del subsidio por desempleo.
        Propongo que los de arriba se bajen de los coches oficiales y de los vuelos en clase preferente y pisen el mismo suelo que el resto de los mortales.
        Propongo que corruptos e imputados no insulten nuestra dignidad ocupando un cargo tras otro, a cada cual mejor remunerado.
         Propongo que los que piden sacrificios desde la pantalla de la tele o los titulares de periódicos prediquen con el ejemplo.
         Propongo que desterremos la caridad desde cepillos de iglesia y abrigos de pieles e instauremos la solidaridad.
         Propongo a mis iguales que no se rindan ni acepten el título de súbditos,  porque todos somos ciudadanos.
          Propongo que todos los niños que han aprendido antes de tiempo y gracias a la crisis que los Reyes son los padres, tengan un futuro al que encaminarse.
          Propongo que no aceptemos sin rechistar la España en blanco y negro que nos proponen, porque hay muchos colores que conquistar.
          Propongo que no permitamos el frío por oscuros intereses de quienes suministran el calor. Y que los bancos buenos, si los hubiere, paguen los gastos de los malos. Y que no haya que pagar dos o tres veces por los mismos servicios recortados, cuando nos permiten hacer uso de ellos.
         Propongo que dejen de lado el “…y tu más” para instaurar el “todos juntos”.
         Propongo la refundación. Como en Macondo. Y con carácter de urgencia, antes de que la anormalidad sea lo normal y  nos engulla a todos.
 

2 comentarios:

  1. Apoyo la moción (las mociones).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también apoyo y además Propongo que se vallan todos a la m.erd.

    ResponderEliminar